Mamá Experta: Segundo viaje en cruceros Disney

Como el título lo dice, el sueño se volvió a cumplir, después de 3 años y medio, volvimos. Llegamos a Miami luego de un largo viaje, y decidimos pasar allí la noche en esta ciudad, además era 4 de julio y pudimos disfrutar de los fuegos artificiales a la orilla del mar en las playas de Miami.

Al día siguiente bien temprano y descansados partimos hacia Port Canaveral, con toda la energía para disfrutar de principio a fin, del majestuoso e imponente Disney Dream, un barco espectacular, inmenso que ya al verlo desde lejos nos produce mariposas en la panza de la emoción.

Nuestro camarote el número #5434, los mismos están listos a partir desde la 1:30 PM, pero se puede abordar a partir de las 11:00 AM. Nosotros llegamos alrededor de las 2 de la tarde, dejamos el carro de alquiler en el parking y solo bajamos con dos maletas de mano, el resto del equipaje decidimos dejarlo en el  auto, para estar más cómodos en el camarote.

Al ingresar hay un sector para despachar el equipaje, el cual van repartiendo hasta la 17:30 hs, dejándolo en la puerta del camarote. Nosotros subimos directamente con las valijas de mano. Fuimos directo a ponernos el traje de baño, en el camarote nos esperaba un hermoso bolso de regalo por ser miembros del Castaway Club, ya que era nuestro segundo viaje a bordo de un Crucero Disney, además de todo nuestro cronograma de actividades, en nuestro caso, tenía reservado un día de spa en “SENSES spa & salon”, una reserva para tomarnos fotografías junto a Olaf.

De allí directo a darnos un chapuzón antes de ir a comer algo y concurrir al simulacro de evacuación, es obligatorio para todos los pasajeros del barco, no olviden llevar su “Key to the World”, la tarjeta que abre el cuarto, sirve para pagar y además tiene inscripto el lugar que nos toca para reunirnos a la hora del simulacro, la misma es escaneada y de esa manera se aseguran que todos estén presentes. Y ese va a ser Punto de encuentro asignado. En la key se identifica con una letra imprenta mayúscula. Este procedimiento lleva unos 30’.

Luego de esto finalmente zarpamos. Nuestro itinerario fue de 4 noches, dos paradas en Castaway Cay, yo diría que es el paraíso en la playa, y una parada en Nassau. (Disney’s 4 Night Bahamian Cruise).

Al zarpar, y como bienvenida, disfrutamos del show “Sailing Away”, en el escenario de la piscina donde bailamos con Minnie, Mickey, y toda su pandilla, super divertido, ideal para comenzar un viaje absolutamente mágico.

Esa tarde nos dedicamos a tirarnos en el divertido “Aqua Duck”, creo que nos deslizamos más de 6 veces, recorrimos el barco y nos tomamos miles de fotografías.

Les cuento, para cenar hay dos turnos, uno 5:45 PM y el otro 8:15 PM, nosotros teníamos este último, así que lo que hacíamos era primero ir a ver el show del día y luego ir a cenar. Todo esto está el la key, cada letra en minúscula es la inicial del restaurante que tenemos reservado para cada cena, además del turno y el número  de mesa, siempre vamos a tener el mismo número de mesa y nos van a atender los mismos mozos, que nos van a acompañar en todos los restaurantes, esto crea un ambiente muy ameno y familiar, las propinas se dan al final de la travesía.
Cenamos el primer día en el “Royal Palace”, ambientado con hermoso cuadros de princesas, brillantes lámparas de cristal, y panera con forma de carroza, en donde sirven panes recién horneados, la bebida sin alcohol está incluida al igual que todos los platillos , y se pueden repetir las veces que uno quiera.
La segunda y tercera noche en “Animator’s Palate”, colorido, divertido e interactivo, definitivamente mi favorito. Y la última noche en “Enchanted Garden”, donde el hermoso color verde y los colores de las flores nos alegran la velada.

Hay otras opciones a la hora de cenar, por ejemplo Palo y Remy, estos son solo para mayores de 18 años, y exige reserva previa y camisa y chaqueta.

Además esta Flo’s Café, Tow Maters Grill deliciosas hamburguesas, hot dog, papas fritas durante casi todo el día, en la cubierta central cerca de la piscina, no dejen de pedir algo rico, vale la pena. Al lado se ubica Luigi’s Pizza, las favoritas de mi hija a toda hora, el saludable Fillmore’s Favorites, dónde sirven ensaladas y frutas.

Después van a encontrar bares y salones sociales solo para mayores de 18 años. En resumen van a encontrar todo lo que buscan y gustan a toda hora, nadie va a poder quejarse.

Para el desayuno también tienen varias opciones, nosotros impute optamos por comer bien temprano en Cabanas, ubicado en la cubierta 11 popa, un gran buffet, con todo las opciones de desayuno, mis favoritas las hash browns, las mejores que probé, allí tomábamos un delicioso café, con frutas, huevos revueltos, gran variedad de cereales y panecillos, y de allí partimos a nuestro itinerario del día.

Antes de ir a cenar, disfrutamos de los shows que se presentaban en el “Walt Disney Theatre”, al mejor estilo Broadway, la primera noche disfrutamos de The Golden Mickeys, donde los personajes y música de los clásicos de Disney cobran vida, después vimos Villains Tonight, donde los villanos se juntan para recuperar sus fuerzas maléficas, para caerse de risa de principio a fin, y no se pierdan Disney’s Believe, donde nos muestran que todo es posible a través de un viaje mágico. No les puedo recomendar ninguno en especial, solo les puedo decir que los vean todos.

En nuestra primer parada llegamos a Castaway Cay, creo que fuimos de los primeros en bajar, no queríamos perdernos ni un minuto de paraíso, playa, sol, arena y diversión, nos tiramos del increíble tobogán que está emplazado en el océano con caída directa al fondo del mar, si no saben nadar, no se preocupen hay chalecos salvavidas para usar y disfrutar. Después alquilamos camas y donas flotadoras y nos dedicamos a disfrutar Del Mar calmo y tibio, con agua transparente donde se pueden ver los peces pasar debajo nuestro. Convertimos a mi hija en sirena, haciéndole una cola con arena, y pasamos un día totalmente extraordinario. En la Isla comimos Cookie’s BBQ, hamburguesas, sándwiches de pollo picante, de salmón, vegetales, frutas y helados, todo preparado delante nuestro en enormes parrillas, para no para de comer, está abierto desde las 11:00 AM hasta las 14:30 PM.
Además hay bares, como Conched Out, Heads Up y Castaway Air Bar, si desean una cerveza helada o un trago bajo el sol, todo el tiempo hay mozos por la playa tomando los pedidos, así que no hay necesidad de dejar la reposera.

Hay tiendas para comprar souvenirs o protector solar, lo que necesiten.

Algo muy parecido hicimos el tercer día cuanto también paró en la isla, esta vez mi hija hizo snorkel, la pasó como nunca, descubriendo cada detalle del océano.

Les quería contar, mi esposo no puede comer nada con sal, y allí, como en el resto de los restaurantes le preparaban todo sin sal, así que pudo disfrutar cada uno de los bocadillos ofrecidos, todo aquel que tenga alguna dificultad a la hora de comer no duden en aclararlo que los van a ayudar.

El crucero hizo una parada en Nassau, en esta ocasión, decidimos  no bajar, ya que la vez anterior habíamos recorrido y pasado el día en el Imponente Atlantis, y hasta nadamos con delfines, aunque fue una aventura espectacular, en esta ocasión nos quedamos a bordo y disfrutar de otras cosas, pasamos la mañana en la piscina, luego de almorzar en Cabanas, deliciosos mariscos, sushi, carne, sopas y ensaladas, un poco de todo, mi hija fue un rato a Disney’s Oceaneer Club y el Disney’s Oceaneer Lab, paso un rato en cada uno son salones para niños de 3 a 12 años, donde la pasan genial. Después la llevamos a conocer EDGE este lugar le divirtió un poco más, ya que es para chicos de 11 a 14 años, y ella tiene 12, hay consolas de videojuegos, música y más. No les puedo contar más, ya que en ninguno de los salones para niños no dejan entrar adultos, es exclusivo para menores.

Para los bebés y más pequeñitos está It’s a Small World, y para los adolescentes Vibe de 14 a 17 años. En este barco nadie se queda afuera de la diversión.

Luego de este recorrido, descubrimos que en el Buena Vista Theatre, el cine, habían estrenado la nueva película de Spider Man en 3D, así que hacia allí nos dirigimos, al terminar yo tenía reservado un turno en el Senses Spa & Salon para un absolute spa ritual, el mejor regalo que le podemos hacer a nuestro cuerpo, fueron dos horas de absoluta relajación, masajes faciales y corporales en un ambiente cálido y confortable, atendida por una profesional impecable, que respeto mis necesidades y pedidos, si tienen la posibilidad no dejen de conocerlo y relajarse(por supuesto esto tiene costo adicional y requiere reserva con suficiente anticipación). Dentro del spa también se encuentra el gimnasio con máquinas modernas, al mismo, concurrió mi esposo todas las mañanas a las 6 AM, en cuanto abría, tenganlo en cuenta si son amantes del fitness, no es mi caso, pero pase a conocerlo.
Mientras yo me relajaba, mis amores, siguieron en el cine, esta vez disfrutando la proyección de Cars 3, que según me contaron es imperdible.

No se pueden perder la fiesta pirata “Buccaneer Pirates in the Caribbean” que se lleva a cabo en la cubierta 11 y 12, donde todos se disfrazan, en la habitación nos dejan un pañuelo pirata de regalo, para que nadie se quede sin vestimenta típica. Shows, música, baile y fuegos artificiales, al mejor estilo Disney estos no pueden faltar, nos quedamos bailando hasta tarde, es maravilloso ver a las familias reunidas y bailando, es pura alegría, hace que el compartir sea lo único importante.

De eso se trata en definitiva esta mágica aventura, de compartir, estar en familia y disfrutar las maravillas que nos brindan. Tenganlo en cuenta para sus próximas vacaciones le prometo que no se van a arrepentir. Las propuestas son infinitas, ya sea en comida, bebidas, paisajes, y actividades.

Soledad, mamá experta en parques de diversiones en el mundo, y también cruceros 😀

Autor: parquestematicos

Parques Temáticos es parques de diversiones alrededor del mundo.