Mamá Experta: THE HARD ROCK RIVIERA MAYA

Recibimos una invitación a través de DutyVip.com y ParquesTematicos.com y a pesar de no ser un parque de diversiones, tiene una temática de hotel tan familiar y con tanta diversión que decidimos publicarla también aquí.

THE HARD ROCK RIVIERA MAYA – MÉXICO

Hoy quería contarles acerca de una experiencia fantástica que acabamos de vivir. Hace tan solo cuatro días regresamos de México, después de habernos hospedado en el majestuoso The Hard Rock Riviera Maya, un hotel all Inclusive, nunca antes visitamos un resort que brindará este servicio, y por cierto se los recomiendo.

Este hotel se ubica a tan solo unos kilómetros del aeropuerto internacional de Cancún. Tras bajar del avión nos esperaba un transporte para trasladarnos directamente hacia el paraíso, al menos eso nos decían, pero recién al ingresar al complejo comprendimos a que se referían.

Lo genial de este lugar es que uno llega y ya no es necesario salir hasta la hora de irnos, no es necesario usar dinero, ni carteras, ni llaves, con un buen protector solar y una cámara fotográfica basta para que comience la diversión, les recomiendo abandonar sus celulares y disfrutar al 100% con los 5 sentidos este paisaje impresionante.

Lo primero que hicimos, por supuesto fue el Chek-In, allí nos colocaron una pulsera de color (luego nos contaron el por qué del color, pero es un secreto que respetaremos, ya que cada color identifica la categoría o el medio por el cual se compró el hospedaje), que además de identificar a los pasajeros sirve para abrir la puerta de las habitaciones (mediante un chip NFC en la pulsera), recién nos la podemos sacar a la hora de irnos. La pulsera de nuestra hija era color verde, el mismo color lo utilizan para todos los niños menores de edad, de esta forma es más sencillo para el personal identificar rápidamente a quienes no servirles bebidas alcohólicas. Hablando de las bebidas quedamos totalmente asombrados de la variedad y calidad de las bebidas y tragos que servían, no escatiman en nada, ni en cantidad ni en calidad, se puede beber desde el desayuno hasta la madrugada, en la piscina, la playa, bares y restaurantes. A pesar de tanto no vimos ni una sola persona pasada de tragos, importante en un ambiente familiar.

Volviendo a nuestra llegada, enseguida nos acompañaron hasta nuestras habitaciones, donde nos sorprendieron con 2 habitaciones Deluxe, obvio conectadas, la principal increíblemente grande con cama king size, un jacuzzi, un acogedor balcón, un enorme baño, y un completísimo minibar de libre acceso con gaseosas, jugos de frutas, las más refrescantes cervezas, agua, y un bar con vodka, whisky, ron y todo lo necesario para preparar nuestros tragos favoritos. La segunda habitación igual de grande pero con dos camas tamaño queen size, jacuzzi, y puro rock and roll en la ambientación. Como era el cuarto de una niña, el bar de bebidas alcohólicas estaba cerrado, y en su heladera había gaseosas, jugos y leche chocolatada, a diario le dejaban dulces, chocolates y galletas. Ambas con balcón y con una de esas divertidas camas “flotantes”.

Una vez instalados, que nos llevo 10 minutos, salimos a divertirnos de inmediato.

El complejo cuenta con dos enormes sectores, de un lado e identificado con los techos y algunas paredes de color rojo esta La Hacienda un lugar pensado para toda la familia, con piscina y playa privadas, además de restaurantes y bares. Y del otro lado, destacado por el color azul se ubica Heaven solo para mayores de 18 a;os, con sus propios restaurantes, piscinas y playas, ideal para parejas o grupos de amigos.

Obviamente nos hospedamos en La Hacienda, y pasamos la mayor parte del tiempo en la piscina, donde un divertidisimo tobogán cautivo uno y otra vez a mi hija, aprovechamos todas las actividades propuestas por los animadores, personas sumamente amables y divertidas, jugamos waterpolo, hicimos yoga y aqua gym, tomamos clases de baile, y mi esposo jugo volley, fútbol y hasta hizo spinning acuático. Lo genial de la propuesta es que todo se podía llevar a cabo en familia. Nos divertimos con una guerra de globos de agua y bailamos en una espectacular fiesta de espuma dentro de la piscina, donde luego los huéspedes participaban de juegos y siempre con premios por cada evento como remeras del hotel o bolsos.

Ni hablar de las impactantes playas con agua cálida y transparente, tan cristalina que se veían los peces nadando, la arena blanca y suave terminaba de enmarcar en majestuoso paisaje, juntamos caracoles en la orilla, felicidad en estado puro, un momento inolvidable. A nuestra hija pese a la edad, le dejaron en su habitación un balde de cortesía con pala y rastrillo, junto con bronceador y regalos.

El Resort cuenta con especialistas en el cuidado de niños en el “The Little Big Club”, para los más pequeños , donde presentan shows de sus personajes favoritos como Barney por ejemplo, y distintas actividades interactivas, y para los más grandes, de 6 a 12 años, “The cavern teen club”. Estos servicios permiten a los adultos concurrir a los restaurantes exclusivos para adultos, o las piscinas y playas de Heaven. Allí se ubican “Ciao”, sirven comida italiana, Le Petit Cochon para degustar finos platillos franceses, Los Gallos la mejor comida latinoamericana, Toro, al que pudimos conocer ya que permiten el ingreso con menores de edad, allí nos sirvieron deliciosa carne con sabor argentino, vista al mar, con tangos sonando de fondo. A pesar de ser a la carta, uno puede repetir los platillos las veces que uno quiera. Carne hecha en el punto que uno desee, y siendo especialistas en este apartado, realmente no notamos diferencias entre las mejores carnes que comemos en nuestro país y en Toro.

En Heaven, hotel solo para adultos, también podrán encontrar el Gimnasio, grande y repleto de máquinas de última generación, al que mi esposo concurrió todas las mañanas a las 6AM en cuanto abría, siguiendo el sendero alrededor de la playa queda a tan solo 300mts de La Hacienda. Y si no queremos caminar hay un servicio de tranfer con carritos eléctricos que nos lleva de un lado al otro durante todo el día.

Ahora lo más importante, al menos para mi, la comida:

Para desayunar, almorzar o cenar, elegimos The Market, que nos ofrecía un variado buffet, y cada noche distintas comidas temáticas, por ejemplo, italiana, mexicana o la clásica noche Hard Rock con sus clásicas alitas de pollo o ribs con barbacoa. Mi hija disfruto las pizzas hechas en el horno de barro cada vez que pudo. Lo mejor de todo la atenciones del personal que nos hicieron sentir como en casa.

También está Frida, para mi el mejor desayuno, es un restaurante donde podrán disfrutar todos los platos típicamente mexicana, deliciosa y rodeados de un ambiente típico del lugar, con vista al mar.

Ipanema, nos transportó a los sabores de Sudamérica en cuanto entramos, con un extenso buffet y servicio de carnes cortados directamente en nuestro plato al estilo rodizio brasileño. Vista al mar y a la piscina, hamburguesas jugosas y gran variedad de ensaladas. Este fue el preferido de mi esposo.

Si les gusta ver un buen show de cocina y la comida asiática, no dejen de visitar Zen, sirven platillos a la carta y divertidísimo comida preparada en vivo, a los pequeños les fascina. Con el típico show de en una gran parilla, luego de una demostración de manejo de cuchillos y espátulas, sorprende con fuego, mientras prepara la comida y participa con los comensales.

En el lobby se encuentra Cafetto, donde preparan variedad café, o el mejor expreso, además por las mañanas brindan desayuno continental, y durante todo el día sirven riquísimos helados, pasteles y exquisitos bocadillos.

En la piscina, van a encontrar un hermoso bar bajo una enorme palapa llamado Float, con bancos dentro de la piscina para no tener que salir del agua. Y si no, el excelente personal nos lo trae a nuestra reposera.

También se pueden comer deliciosas pizzas, pastas o calzones preparados en el momento en Pizzetto que está abierto hasta muy tarde, ideal para todos aquellos que no quieren abandonar el sol en ningún momento.

Lo mejor es que a toda hora pueden acercarse al buffet para pedir jugosas hamburguesas, hot dog, aros de cebolla, papas fritas, nachos, queso cheddar y chilli, frutas y ensaladas, para tentación a cada paso, no apto para los que están a dieta.

Al volver hay que ponerse en forma pero vale la pena cada bocadillo, cada trago. Me olvidaba, en el lobby también preparaban todas las tardes deliciosa crepas, preparadas en el momento. Y un tarde de lluvia el lobby se transformó en un paseo gastronómico, con sushi, tacos y burritos, además de algodón de azúcar y pop corn.

Definitivamente es un All Inclusive 5 estrellas, con el agregado de ser un Hard Rock Hotel, música, lujo y diversión, el mejor servicio humano y la excelencia en productos. Todo con decoración de objetos originales de los músicos más famosos del mundo, con su típica memorabilia.

Si bien ya conocimos otros hoteles de esta cadena, esta experiencia superó altamente nuestras expectativas.

No puedo dejar de mencionar que en ocasiones recibena chefs Michelin invitados, presentan shows y bandas musicales, tuvimos la suerte de ver algunos de ellos. Además se hacen románticas bodas a la orilla del Mar, ferias típicas con artesanos del lugar que la arman en un enorme patio de la Hacienda, acompañada de música en vivo y exquisitos platillos.

Me olvidaba, que nos invitaron a disfrutar de una impresionante cena romántica junto al mar, comimos deliciosos cangrejos y carne acompañados de una burbujeante champagne Moet, en un ambiente iluminado con velas y estrellas, además una violinista y un bandoneón le pusieron música a la velada.

Mis palabras creo que no alcanzan para describir lo bien que nos hicieron sentir, y lo genial que la pasamos, un plan ideal para compartir en familia, descansar y divertirse al máximo. Gracias por la invitación, trato especial, regalos y lo recomendamos como una diversión familiar sin dudas!

Soledad, Mamá Experta en Hoteles All Inclsuive Parques de diversiones en el mundo.

Autor: parquestematicos

Parques Temáticos es parques de diversiones alrededor del mundo.